Feria Libro Tenerife | Javier Rodríguez
Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife
libro, feria, editor, escritor, encuentro, meeting, tenerife, garcía sanabria,
2410
page-template-default,page,page-id-2410,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,menu-animation-underline,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive,elementor-default,elementor-page elementor-page-2410

mínimamente

Mínimamente es una obra llena de un montón de tontadas, de sencillos ejercicios de creatividad que no pretenden ser importantes, sino ser un objeto para

divertirse y divertir. Nada más y nada menos. Javier Rodríguez defiende que todas las personas son creativas, así que decidió, como el Dr. Jeckyll, experimentar consigo mismo y poner a prueba esa hipótesis. Los “géneros” de las tontadas se definieron claramente, con total seguridad, por las distintas influencias de partida. Décimas, palabras, pequeñas reflexiones, cuentos y demás son solo herramientas para fabricar sonrisas o provocar alguna emoción sincera. Pero cada uno tiene las suyas. Mínimamente es un entretenimiento, una forma de tomarse las cosas con cierto humor porque el humor es, seguramente, una de las cosas más serias. Si usted decide abrir el libro –o acaso ya lo leyó-, solo encontrará un montón de pequeños intentos de hacerle más feliz. Al menos lo que dure ese ratito.

javier rodríguez

Javier Rodríguez no es escritor, científico, filólogo ni poeta. Tampoco se ha graduado en Filosofía y, por supuesto, no es cómico. Y es una lástima, porque cualquiera de estas formaciones le hubiera servido para presentar estas tontadas con algo más de rigor. Pero no es así, se trata solo de un gestor cultural con un desarrollado sentido lúdico, interesado en el público y en la creatividad. Quizás por eso –por jugar y crear- decide recopilar el resultado de los retos que se planteó cuando le propusieron escribir y publicar estos divertimentos en forma de palabras, reflexiones breves, citas, décimas, cuentos, conversaciones o leyes. La intención no es otra que hacer la vida un poco más amable y, con suerte, robar alguna sonrisa.